¿QUÉ PUEDE HACER MI AYUNTAMIENTO?

El proyecto de camino escolar se construye en compañía, es un proyecto de participación comunitaria, no lo puede trazar una entidad o un colectivo de forma aislada. Por ello, es recomendable que el grupo dinamizador del proyecto integre a distintos agentes y entidades.

1. Escuchar propuestas de colegios y de las comunidades educativas que quieren emprender caminos escolares.
Hay muchos centros escolares que necesitan el apoyo del ayuntamiento para activar proyectos de camino escolar seguro. Ya que es uno de los agentes principales para garantizar que el entorno de los caminos sean seguros y cómodos.

2. Estudiar mejoras urbanas para el camino escolar seguro
Al iniciar caminos escolares, se es consciente de la existencia de puntos negros como señales confusas, ausencia de pasos de cebra seguros, aceras sin accesibilidad... Por ello será importante ayudar a los impulsores del cambio estudiando el camino, sus dificultades y poniendo los medios para mejorarlo.

3. Concienciar a la comunidad educativa
Será fundamental difundir, concienciar y promover el proyecto de camino escolar seguro entre los centros escolares del municipio y sus comunidades escolares. Así como comunicar los beneficios para la salud de realizar una actividad física diaria (andar o usar la bici), como transporte no contaminante. Es importante difundir los beneficios de una mayor autonomía para la infancia y su proceso de aprendizaje.

4. Gestionar e implementar las medidas necesarias
Habrá caminos escolares que necesiten a una hora, el apoyo de algún agente de seguridad, para controlar el tráfico, cortes puntuales de tráfico motorizado, acompañamiento en algún tramo, etc.